912 77 30 50

Llámanos Ahora

Crioterapia y Fisioterapia: todo lo que tienes que saber

El uso de terapias en frío para aliviar lesiones e inflamaciones surgió en el antiguo Egipto. Las primeras evidencias de sus beneficios se remontan al año 2500 a.C. No obstante, su empleo terapéutico no se comenzó a emplear hasta el s. XIX, cuando el Dr. Arnott de Brighton, definió todas las ventajas del empleo del frío en proporciones del cuerpo para calmar numerosas afecciones. Además, reconoció que el frío puede causar un efecto analgésico, por ello, recomendó su empleo para anestesiar la piel antes de las cirugías. 

En las últimas décadas, la crioterapia se ha consolidado como una modalidad terapéutica muy empleada para calmar varias lesiones cutáneas benignas y malignas. A continuación, se detallan todas las funciones y beneficios de la crioterapia.  

En qué consiste y cómo funciona esta técnica para fisioterapia

La crioterapia se basa en aplicar en el cuerpo cualquier elemento que elimine el calor y baje regularmente la temperatura de los tejidos, para así conseguir efectos terapéuticos que se complementan con procesos de fisioterapia, entre ellos la recuperación de lesiones y otros. Las terapias que usan frío incluyen varios métodos efectivos, como es el uso de empapadores fríos; toallas; bolsas de plástico con hielo picado; geles frío; compresas químicas frías; inmersión en hielo o masajes drenantes con hielo. 

La crioterapia tiene efectos sobre la circulación sanguínea, ya que produce una vasoconstricción y disminuye el riego. Del mismo modo, disminuye la inflamación, el dolor puntual, la velocidad de conducción nerviosa, aumenta el tono muscular, y produce mayor colágeno de la piel. 

Esta terapia de frío es un gran avance para paliar los daños y lesiones producidas por la práctica deportiva de alta intensidad, es parte de la fisioterapia deportiva. La crioterapia se utiliza, principalmente, en la primera instancia del tratamiento. No obstante, también puede formar parte del proceso de rehabilitación. Por tanto, el empleo de crioterapia puede hacer que el deportista vuelva al alto nivel rápidamente tras una lesión muscular. 

Cuánto tiempo se aplica

El tratamiento de la crioterapia se suele iniciar a las 36 horas siguientes tras producirse la dolencia. Además, si se continúa durante los 3 días posteriores, el tratamiento conseguirá una mayor eficacia. Por ejemplo, si se ha producido una inflamación del organismo, el hielo no evitará la concentración de sangre, pero ayudará a controlar la magnitud del proceso de recuperación.

Usos principales y efectos

Uno de los principales beneficios de tratar las lesiones agudas con crioterapia es que disminuye la reacción inflamatoria, la permeabilidad de los capilares y la respuesta celular. Para que el tratamiento sea exitoso es recomendable aplicar el protocolo RICE: 

  • Rest: Detener la actividad física inmediatamente. 
  • Ice: Aplicar hielo en la zona indicada. 
  • Comprensión: Sujetar la zona dañada para limitar el dolor. 
  • Elevation: Elevar la zona para evitar apoyar.
hielo inflamacion deporte

Modos de aplicación

Son muchos los modelos de aplicación de la crioterapia: 

  • Aplicación directa de hielo o criogel en la zona afectada. Esta modalidad es sencilla de conseguir, pero puede ser engorrosa y poco práctica. Se emplea el hielo masajeando la zona con una bolsa de hielo o criogel. 
  • Crioterapia gaseosa. A finales de los años 70, se desarrolló la primera modalidad de crioterapia gaseosa, su fuente fue el nitrógeno líquido frío que puede bajar hasta -120º C. El principal inconveniente de esta aplicación son los costes de su uso. A principios de los 90 aparece una nueva versión, esta vez se emplea CO2 líquido, capaz de llegar a -78º C. 
  • Manguitos de agua congelada. Su empleo disminuye la temperatura corporal y favorece la recuperación cutánea en los edemas e inflamaciones. Esta modalidad es muy similar a la presoterapia, pero en esta ocasión el manguito se hincha y lleva agua muy fría en su interior. 
  • Inmersión en una bañera con hielo o agua fría. Esta modalidad se suele usar en la práctica deportiva de alta intensidad, reduce la inflamación, contrarresta pequeñas microfisuras y lesiones producidas por el deporte intenso. 

Ventajas y beneficios de la crioterapia para tratamientos de fisioterapia

La crioterapia como tratamiento fisoterapeutico tiene 4 principales beneficios: 

  • Efecto analgésico. Bajar la temperatura de la piel por debajo de los 15º C genera un efecto analgésico local. El máximo beneficio analgésico se obtiene durante los primeros 15 segundos del tratamiento y puede durar hasta 1 hora.
  • Efecto anti-inflamatorio. La temperatura fría de los tejidos influye directamente en la reacción inflamatoria. La aplicación del frío puede reducir entre el 70 y el 80% de la cantidad de sustancias algógenas, generando una respuesta inflamatoria menos intensa. El frío disminuye el flujo sanguíneo y la presión hidrostática, limitando así el extravío plasmático responsable de los edemas. No obstante, el frío no impide la liberación de líquido fundamental para la reparación de los tejidos, por tanto, solo ralentiza los efectos nocivos del edema. 
  • Efectos vasoconstrictores. El frío causa una rápida vasoconstricción arteriolar y capilar inicial, pero si la temperatura helada se mantiene se pueden alterar los períodos de vasodilatación. La temperatura fría no tiene una dirección directa en la reabsorción del edema, es necesario aplicar una pequeña compresión y una posición elevada. 
  • Efecto neurológico. El frío disminuye la espasticidad muscular. El músculo durante y después de la aplicación del hielo disminuye su amplitud. 

Riesgos y Contraindicaciones del tratamiento

El frío puede ser un gran aliado para la recuperación muscular, pero su uso incorrecto puede generar graves riesgos para el organismo: 

  • Inhibición de la función muscular. El enfriamiento durante un tiempo elevado puede causar mayor riesgo de lesiones, por lo tanto, no se recomienda realizar ejercicios intensos después de la aplicación del hielo. 
  • Quemaduras en la piel por el hielo. Algunos pacientes son más vulnerables a desarrollar quemaduras relacionadas con el hielo. 
  • Lesiones nerviosas. Para evitar este riesgo es conveniente aplicar el hielo combinado con terapias de comprensión. 
  • Alergias e infecciones postoperatorias

Crioterapia Profesional para lesiones

En Clínica Mawa contamos con personal experto en crioterapia. Nuestros profesionales pueden conseguir los beneficios deseados del frío teniendo en cuenta todas las necesidades y dolencias del paciente.

El empleo terapéutico del hielo está contraindicado en pacientes que padecen enfermedades cardíacas, problemas vasculares, diabetes o enfermedades renales. 

En nuestra clínica en Madrid somos referentes en el uso y aplicación de crioterapia. Utilizamos técnicas de última generación para ayudar a acelerar la recuperación del paciente. Acude a nuestra clínica estética en Majadahonda y te asesoramos sobre la terapia más adecuada para tu dolencia. 

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.